miércoles, 16 de abril de 2008

No hay olvido...


Es curioso pero la historia reciente del Levante y el Valencia andan amarradas por extraños vínculos. Cuando Vicè me envió un mensaje a media tarde ("Addio Gianni...") supe que esta noche el VCF se hacía con la Copa. Aquel ascenso tan glorioso del 98 (Salillas, Sales, Vicentín, Jesús...), en la mismísima casa del Real Madrid, quedó completamente amortiguado por la no menos esperada Copa del Valencia en Sevilla (décadas después del gran Kempes alzando los brazos); por no hablar del verano de 2002, cuando nos tragamos el doblete después de bajar a segunda b con 50 puntos. En fin... Los escasos momentos de gloria que nos regaló la historia quedaron como vagas anécdotas en la memoria colectiva de la ciudad; un suculento segundo plato con que completar los espacios deportivos del telediario local.
Hoy Giovanni de Biassi anuncia que regresa a Italia.
Se va con sensación de fracaso, tras rechazar alguna oferta cuando aún creía en el milagro. No sabe, sin embargo, lo que ha hecho por nosotros. No somos más que lo que queda cuando a un equipo se le quita el talento y el músculo. Se lo ha recordado a quien lo hubiera olvidado y ahora lo sabe el mundo entero: humildad, dignidad y respeto.
Nos volveremos a ver, seguro.
Addio Gianni

3 comentarios:

forlati dijo...

No, no hay olvido. Tens raó: persones com Gianni són les que donem fonament a l'esperit granota i especialment en els temps de decadència, que són l'immensa majoria en la nostra centenària història.

Un plaer tindre'l per ací, cavaller!!!

Vicè dijo...

Ánimo granotes, en este momento tan jodido.
Quien venga, en el palco o en el banquillo, debería tomar como ejemplo el trabajo de Gianni.
Sólo un par de matices: la Copa de Sevilla fue en el 99 y un apunte que refuerza tu teoría. En 2004 el Levante UD subió a primera cuando el VCF ganó el doblete. No sólo pasa con las desgracias. Parece ser que los xotos también nos hacemos visibles incluso en vuestros momentos de felicidad...

Nota dijo...

Muy oportunos los apuntes, Vicè. Es lo que pasa al mezclar escritura y cerveza. Cierto, fue la primera liga de Benítez la que coincidió con el descenso de Numancia, ¿verdad? Y bueno, el ascenso en la Ciudad Deportiva del Madrid y la Copa en Sevilla fueron la misma temporada, la 98/99. Por cierto, primer derby en mucho tiempo en aquellos octavos (Qué recuerdos).
Y sí, los éxitos del VCF, íntimamente, apuntalan nuestras derrotas y empañan nuestras victorias. Está escrito.

Forlati, el plaer és meu.