viernes, 18 de abril de 2008

Preparen sus maletas...


Lo único que lamento del recital de Calamaro al que asistiremos dentro de un mes es la cercanía. No es que a Burjassot le falte épica, o estética, pero tres paradas de metro no son comparables a la excitación de la salida en coche por la mañana, el repaso a la discografía en la carretera, el recuento de anécdotas de conciertos pasados, la llegada a la ciudad del concierto, ... Toda esa liturgia que tanto me gusta.

Sin embargo, el verano que se aproxima vuelve a darnos excusas para vivir algunas aventuras. Y ya van tres seguidos. Recordad si no el momentazo de ver a Ariel y a Andrés juntos de nuevo hace dos años en Murcia (o Salamanca); o aquellas semanas frenéticas
con Andrés, Fito, Serrat y Sabina (¿Qué lujo!), por no hablar de la joyita que nos regaló Ariel, puro rock en español, sin licencias ni acrobacias, una noche cualquiera de verano en Foios ("No haré rimas", ¿os acordáis?).

Este año tenemos de nuevo al viejo Andrés, que aunque con menos paranoias y más feliz que nunca ha decidido tirarse a la carretera rompiendo la marcha atrás. Comienza a trascender las fechas y localizaciones de los espectáculos, con una gira veraniega dividida en dos etapas. Además de Burjassot y Pontevedra, la primera parte, que abarca mayo, tiene parada en Salamanca (24 de mayo), Gran Canaria (29 de mayo) y Vizcaya (31 de mayo). La cercanía en el tiempo resta atractivo a estos viajes, pero atención, a mediados de septiembre habrá concierto en Oviedo, dentro de las fiestas de San Mateo. Y eso me pone.

Pero, además, este verano viviremos un momento histórico. Vuelve Tequila y esto más que una oportunidad es una responsabilidad. Se trata de, para muchos, la banda fundadora, y para mí, del hilo musical de las fiestas de pueblo de provincias. Es como si Ariel, Alejo Estivel y Felipe Lipe hubieran decidido regalarnos los momentos que no vivieron nuestros padres, por ser un poco mayores, o nuestros hermanos, por ser aún unos niños. Hablamos de unos tipos que se retiraron cuando no habíamos nacido. Vuelve una parte de la historia de este país, porque para mí Tequila es un caso sociológico: la España que se abría tras 40 años, la que se contoneaba al ritmo que marcaba Mick Jagger, la España que, en fin, se hundió en la heroína. Tenemos la obligación de homenajearla.

Todo esto lo tendremos este verano en la puerta de casa: rock sin reservas, letras sin mensaje... Nada de mecheros: fiesta y bebida barata. El viaje arranca en Bilbao, el domingo, 6 de julio, para el cierre del festival BBK Live 2008. Preparen sus maletas...

4 comentarios:

marpop y las marnualidades dijo...

Sí, niño, a mi me ocurre lo mismo con los conciertos. Este verano vi a Los brincos (míticos donde los haya) en Manises y no me resultó tan espectacular como hace dos años, cuando casi a modo de road-movie los seguí con un amigo en coche por media España. Ahora me viene una duda existencial:¿por qué si alguien va a un concierto de los rolling es un nostálgico super moderno -con mucha pasat, por otro lado-, y si va a uno de Los brincos es un hortera? son igual de viejos, tienen el mismo número de discos y de hits a sus espaldas y ambos grupos han sido claves para nuestra cultura musical. El mundo es injusto.
Pásalo bien de concierto en concierto. Yo voy también al 10db pero a ver un ciclo de pelis brasileñas y a un conierto de un tipo portugués. Ah, por cierto, a ti que te va el rollo cantautor (o cantante-autor, como decía Elvira en la clase de Historia), te recomiendo que escuches a Jorge Palma, se le conoce como el Sabina portugués. A mi no me va mucho ese estilo y mira, ese chico me gusta, cosas de la saudade lisboeta supongo...
Saludos PoP!
"Tudo vale a pena se a alma é nao pequena". Fernando Pessoa.

El Cantante dijo...

Uuuuuhhhh! Noches de excesos y excitacion, bonito pleonasmo que nos acompanya en veladas tan sentidas. Te estabamos esperando, Andres.
Comparto tu opinion respecto a la liturgia del viaje, my friend. Los 'roadtrips' son el previo del concierto. Prefiero a una mujer en ropa interior que desnuda ante mis ojos. Es el anuncio de lo que va a venir. Como olvidar el viaje a Murcia, recorriendo kilometro a kilometro la discografia de Andrelo. Que importa que me saltase el desvio y nos comiesemos cien kilometros mas. Solo espero que el acceso a la barra sea tan benevolo. Mi Chinaski no va a sufrir por los demas.
Vuelve Tequila y el Rock&Roll a la plaza del pueblo. Sacare la camiseta con chinas que mi madre hace tiempo reconvirtio en trapo y le concedere una noche mas al calimocho. Ejercita los hombros que este verano tendras a un amigo agarrado como a un paravalachas.

Mireia dijo...

estoy contigo ... no será lo mismo que si fuera en Salamanca, Murcia o Benidorm ... pero fingiremos que Burjassot es un pueblo lejaaaaaaaaaaaaaano y saldremos a la misma hora que si de ir allá se tratase y ya veremos donde o como acabamos!!!!de momento, las 11 me parece buena hora, jajaja ... si no existe roadtrip pre-concierto ... nos lo inventamos!!!!

mítico, mítico el concierto de Foios ... que grande Arielito!!!

Vicè dijo...

Yo vengo de l'Horta Sud, así que por lo menos, entre la distancia y el posible tráfico, me llevará una media horita de road-movie, jeje.

Grande Andrés Calamaro. Grande.

Espero un concierto tan mítico como el de Sedaví en el 99 en la gira de Honestidad Brutal.

Allí estaremos.