jueves, 29 de mayo de 2008

El último pase



Hay quien prefiere el cortejo al triunfo; la estética a la épica; la amenaza al golpe, los medios al fin. Esto es para todos nosotros. La obra del mejor pasador que he visto en tres minutos.
Con todos ustedes, Michael Laudrup.

14 comentarios:

Neófito dijo...

Un auténtico jugador generacional. Elegancia y finura no exentas de personalidad. Ya no quedan tipos como él en el fútbol hispano posterior a la idiotización inherente a la "Liga de las Estrellas" que empezó a mediados de los noventa. Butragueño, Fernando o Zubizarreta estaban hechos con el mismo molde de sabia combinación entre calidad en el césped y educación y saber estar en el día a día. Ante el garrulismo, la inmadurez y la desafección imperantes en las actuales plantillas conviene recordar ese virtuosismo bifronte que sólo tipos como Laudrup y los anteriormente referidos supieron encarnar.
Quizás la jugada que mejor encarne la grandeza de su trayectoria sea la de aquel gol de vaselina de Romario a Osasuna tras pase inverosímil y "a lo bizco" del danés.
Como rezaba aquella mítica pancarta que colgaban los Almogàvers en el Gol Nord del Camp Nou durante la Edad de Oro del Barça: Enjoy Laudrup.

Vicè dijo...

Fenomenal futbolista, Michelino. Exponente de un fútbol que ya se fue ante la dictadura actual del músculo y el dogmatismo táctico.

En mi línea de xoto intransigente, debo recordar que con treintaytantos y mucha vida vivida, don Ricardo Arias le hizo un caño a Laudrup cerca de uno de los córners del fondo norte, a escasos tres metros de de mi asiento...

forlati dijo...

En el Llevant dels últims temps hem tingut tres sucedàneus de Laudrup: Claudio Barragán, Vicentín y Juanma. Jugadors que en rebre el baló feen pujar la endorfina en la parròquia local y la testosterona en els contraris. Només Juanma complix la cavallerositat de que parla Neófito. Si les lesions el respecten, serà un autèntic crack.

marpop y las marnualidades dijo...

"Moviéndote al ritmo del balón,
lucías el chándal
como si llevaras encima el uniforme de la legión,
el niño mimado
capitán de la selección
mientras que yo, al contrario,
me aburría en el vestuario...
De todos es sabido que los pases en perpendicular incitan a la presión,
pero es que este chico es un genio del esférico..."


Del grupo ELLOS, "CAMPEÓN"

Saludos POP ;)

Nota dijo...

Si hablamos de futbolistas ajenos a la dinámica de los tiempos, de los que no quieren mancharse con el barro del tacticismo o la vulgaridad del resultado, señor Forlati, le recuerdo un nombre: Chicha. Carecía de la elegancia de Fernando o de Michel. Pero era un fenómeno. Lo vi por última vez en Jerez, sobre el césped tras el ascenso, y le di un abrazo. Claro, yo lloraba como una magdalena y el tío se quedó flipando.
Por cierto,ustedes que son más mayores podrán hablar de otro ejemplar de esa especie extinta, Mágico González. Ahí queda el guante.

Neófito dijo...

Yo sólo vi a Mágico González en el ocaso de su carrera y a pesar de su indudable calidad me queda de él el mal recuerdo de haber propiciado la destitución de David Vidal, uno de mis predilectos del fútbol en vías de extinción.
Discrepo con Nota al respecto de que el resultadismo pueda ser vulgar, aunque sé que la connotación es una licencia literaria. Para mí encierra en un fútbol como el actual, tan repleto de filigrana y pantomima, la autenticidad del juego y los valores democráticos de equipo.
En estos días calurosos en los que acaparar portadas inútiles se convierte en lo más codiciado por los nuevos jerifaltes del balompié o cuando parece que importa más la marca deportiva que patrocina a un futbolista o sus gambetas inservibles y tantas veces egoístas, la justa consideración de la ética del resultado me parece un buen antídoto contra el fútbol moderno.
Por eso, un jugador como Laudrup, al contrario que Mágico González, demostró que era posible conciliar espíritu ganador y brillantez con juego de equipo y solidaridad, de ahí que la suerte del pase fuese su principal especialidad.
Marpop, un genial videoclip futbolero es el de "Mechanical wonder" de Ocean Colour Scene. Pura épica juvenilista.

Àgueda dijo...

estaria millor si no fora un conte. però què li nem a fer. Deia Carles Soldevila a EVA que "cadascú té la seva manera d´estimar. I cadascú té la seva manera d´enyorar. I la seva manera de buscar consol."



(no crec que sigues de la meua quinta, el que passa es que el meu poble és molt xicotet i per allà sembla que els anys, per a alguns, no passen)

marpop y las marnualidades dijo...

Es verdad, Neófito, no recordaba ese clip y es muy bueno. Ahí va otro: Lori Meyers (que parece que últimamente les gustan bastante,jeje, recomiendo más los primeros disquines, ya lo he dicho alguna evz) con "Dilema", un partido en toda regla: Lori Meyers contra Los planetas, J. de portero. Insuperable.
Besos PoP!
PD: Nota, en mi blog hay pequeña nota (valga la redundancia) sobre el Michael Landon. Pásese.

Neófito dijo...

Àgueda, tenia clar que els experiments de robòtica no es permeten als partits "de veritat", però gràcies de totes maneres per l´aportació. Només discrepe en una cosa, a mí m´agrada més que la història siga un conte, però cadascú opinarà de forma diferent.
Salutacions!

Nota dijo...

Neófito: "En estos días calurosos en los que acaparar portadas inútiles se convierte en lo más codiciado por los nuevos jerifaltes del balompié o cuando parece que importa más la marca deportiva que patrocina a un futbolista o sus gambetas inservibles y tantas veces egoístas, la justa consideración de la ética del resultado me parece un buen antídoto contra el fútbol moderno."
Ni tercerviísta ni historias, eres un puto luterano. Jajaja. Saludos.

Neófito dijo...

Tienes razón, ese párrafo que has citado queda ya un poco cuáquero y su retórica bastante desfasada, parece de octavilla sectaria, jajaja!
Me he curtido en el resultadismo con Espárrago, Ranieri y Cúper y en temporadas como la que ha acabado es cuando más añoro el espíritu de equipo del que en su momento dotaron esos entrenadores al Valencia, lo cual no quita que desmerezca el preciosismo en el juego, siempre como aderezo a lo esencial, ese esfuerzo sobre el césped que lejos de suponerse, como debería ser, casi lo hemos tenido que rogar esta campaña.
Continuar a pesar de los resultados con el mismo empeño y la misma militancia de siempre es algo que admiro de la autenticidad de la masa social granota que sigue al pie del cañón año tras año. En fin, que el resultado me importa como un horizonte normativo que siempre se ha de tender a alcanzar, pero de ningún modo es algo que haya de determinar para el hincha el grado de complicidad con su club. Como sabiamente se decía hace escasos días en las páginas de Levante-EMV, la incondicionalidad es lo único puro que le queda al fútbol en la actualidad.
Por otro lado, ahora que Marpop ha sacado a colación el tema de Los Planetas, éste viene que ni pintado para recordar una de las relaciones más estrechas entre pop y fútbol: la del grupo granadino con Gaizka Mendieta. Tengo entendido que el culerismo es la filiación futbolera predominante entre Los Planetas, pero de siempre existió afinidad hacia el jugador vasco. Mendieta, por otro lado, era reconocido seguidor de la música pop y asiduo visitante de la Velvet en El Cedro. Quizás sus estancias en Benicàssim acrecentaran su interés por la escena. Todo esto cuajó en aquella famosa referencia de la canción "Un buen día" e incluso en la exhibición en algún concierto por parte de los miembros del conjunto de la pancarta "Planeta Mendieta".

Àgueda dijo...

què jove!

Vicè dijo...

Nota, Neófito lleva razón. El trienio de Hiddink fue un bombón envenenado. Mucho rondo, algunas goleadas, pero palmatorias a la hora de la verdad. Más Nápoles, Karlsruher o Zaragoza (semifinales de Copa). Con los marciales equipos de Espárrago, Ranieri y Cúper fuimos grandes o por lo menos recuperamos el prestigio. Tampoco eran equipos del todo aburridos. El contragolpe de la primera etapa de Ranieri, o la primavera de 2.000 en la Champions con Cúper, fueron el exponente de grandes VCF que además enganchaban a la grada.

Un matiz, sobre esta misma intervención: el VCF de Hiddink quedó tercero y cuarto (creo recordar) en sus primeras temporadas. Con el formato actual nos habría llevado a la Liga de Campeones. Entonces nos tuvimos que conformar con la UEFA.

Respecto a Mágico González (y también Matt Le Tissier), no habrían jugado así de habérseles obligado a ser disciplinados. Estoy convencido.

Neófito dijo...

vicè, con Hiddink se consiguieron dos cuartos puestos y luego ya llegó la infame campaña 93-94, que la comenzó y acabó el holandés y que tuvo de todo, un ensayo a pequeña escala de la 07-08. Con sus defectos y virtudes, también guardo un grato recuerdo de Guus, el auténtico apátrida del planeta fútbol.
Mis recuerdos de Le Thissier son borrosos, me suena que jugaba en el Southampton y que destacaba por su técnica y su golpeo en faltas y demás suertes del disparo. También me parece que existió cierta controversia sobre si jugaría con Francia o Inglaterra a nivel de selecciones. En aquellos tiempos, la sección de Maldonado en El Día Después y la internacional de Don Balón eran los mejores instrumentos para estar enterado sobre lo que se cocía en el fútbol mundial.